La clave de una buena esterilización

En las clínicas dentales la higiene y la limpieza es algo imprescindible para dar una buena atención a los pacientes y para prevenir cualquier problema de salud, tanto para el cliente como para los especialistas. Por ello, las tecnologías más avanzadas del sector pretenden dar solución a estas exigencias, que además deben cumplir estrictamente las normativas sanitarias.

Las autoclaves son un compañero más en la vida diaria de las clínicas dentales.

Este tipo de aparatos, que se encargan de esterilizar, funcionan a vapor, son resistentes y tienen un cierre hermético autoclave, que dentro contiene un líquido, que suele ser agua, y que se somete a temperaturas altas, pero sin llegar a hervir.

En este sentido, las normativas son estrictas con la esterilización y la higiene de las clínicas dentales que deben esterilizar los utensilios dentales a 134º en periodos de entre 20 y 30 minutos, así como respetar el autoclave facilitado por el fabricante.

No hay que olvidar que para dar de alta una clínica dental se debe seguir el protocolo de desinfección y esterilización para garantizar la seguridad y prevención de infecciones derivadas de la atención en salud. También se tiene que especificar el procedimiento y los materiales empleados durante la esterilización. Si la esterilización se realizará por medios propios, habría que especificar las recomendaciones establecidas.

esterilizacion-mocom


Tipos de esterilizadores en odontología

Las autoclaves tiene que cumplir las normas de bioseguridad establecidas en el Decreto Legislativo número 81 del 2008. Saber qué autoclave es la mejor y la más apropiada para una clínica dental dependerá de las exigencias de cada una, pero siempre deben responder a los requisitos que marcan la norma UNI EN 285. Las autoclaves pueden ser de tres tipos y se adaptan a diferentes funcionalidades.  

Autoclave de clase N

Se caracteriza por ser de dimensiones más pequeñas y sirve para esterilizar material más sencillo. La N hace referencia a productos sólidos disueltos. Por lo que esta autoclave no nos permite esterilizar materiales textiles, cargas porosas, cuerpos huecos, productos embolsados, etc. Tampoco garantiza la penetración del vapor.

Autoclave de clase B

Son de tamaño reducido pero cuentan con prestaciones que podrían compararse a las de las instalaciones hospitalarias. La letra B hace referencia a esterilizadores pequeños pero grandes. Permiten esterilizar cualquier tipo de carga como materiales porosos, embolsados, textiles y cuerpos huecos, como instrumentales, turbinas y cánulas. Es el más usado en las clínicas dentales por su ergonomía, el ahorro energético y su uso más sencillo.

Autoclave de clase S

Se refiere al resto de autoclaves, de la clase intermedia entre la N y la B, concretamente. Las prestaciones las determina el diseñador y el fabricante en función  de las pruebas específicas.

mocom-autoclave-b-futura-03


El ciclo de esterilización

La OMS, al igual que la Federación Dental Internacional y el Centro de Control de Enfermedades exigen protocolos de desinfección y esterilización para evitar cualquier riesgo relacionado con el instrumental de las clínicas, ya que hay que prevenir la transmisión de enfermedades infecciosas.

El procedimiento para la esterilización sigue una serie de pasos:

  • Desinfección. Se sumerge todo los instrumentos en solución desinfectante.
  • Limpieza. Se elimina la suciedad del instrumento.  
  • Secado. Se hace con aire caliente y en los armarios para evitar la corrosión del material.
  • Envasado. Se mantiene el material en condiciones estériles durante mucho tiempo.
  • Esterilización. Es el más importante porque se destruyen los microorganismos. Se consigue mediante la autoclave.
  • Chequeo de esterilización. Se comprueba que se haya realizado correctamente el proceso de esterilización.
  • Almacenamiento. Todos los instrumentos se almacenan en un lugar seco para que no se rompan o se contaminen.

Seguridad de esterilización con Mocom

La seguridad en el proceso de esterilización dental se consigue con una autoclave de calidad. Mocom ofrece diferentes opciones para garantizar el 100% de seguridad.

Actualmente tiene en el mercado tres esterilizadoras:

● Autoclave Mocom – B Futura
Es una de las más demandadas de Mocom, gracias a todas sus prestaciones. Está disponible en 17, 22 y 28 litros. Entre sus prestaciones destaca su rapidez, es más segura y tecnológica, que además dispone de pantalla táctil. La B futura realiza todo el proceso de higienización: descontaminación, lavado, desinfección, secado, empaquetado, esterilización y conservación.  La B Futura está diseñada para que la selección y la ejecución de los ciclos sea más inmediata gracias al sistema de ‘user friendly’.

mocom-autoclave-b-futura

Autoclave Mocom – B Classic
Gracias a la investigación, la B Classic puede considerarse como la opción ideal para las esterilizaciones rápidas y fiables. Entre sus características destacan que es eficiente, funcional y simple. La Classic B permite una monitorización más controlada, más trazable, pues posee un PIN para identificar los operadores que han intervenido en el ciclo, y solidez, pues está hecha de acero inoxidable electropulido.

mocom-autoclave-b-classic

Autoclave Mocom – S Classic
La S Classic reúne dos aspectos como son la vanguardia tecnológica y la simplicidad de uso. Entre sus características destacan el dispositivo de descarga y carga de agua, porque disponen de amplias puertas. También su sistema de conexión rápida y puede estar dotada de impresión externa. Dispone de versión para 17 y 22 litros.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies