Navident, casos de estudio

En la actualidad, la estética y, en especial, la sonrisa, tienen un gran valor social. Desde este punto de vista, la pérdida de una estructura dental merece una rehabilitación rápida y segura.

La técnica de implantes dentales se ha perfilado como el tratamiento rehabilitador que más preserva la integridad de las estructuras dentales, además de recuperar la capacidad de órganos y tejidos relacionados con las funciones fisiológicas de comer, hablar, pronunciar, masticar y de todo el conjunto de expresiones faciales.

Antes, los protocolos de rehabilitación de implantes estaban planificados en dos fases: un tiempo inicial para la colocación de las fijaciones y un segundo para la rehabilitación protésica. Sin embargo, ahora mismo, existen nuevas técnicas más avanzadas que posibilitan la rehabilitación inmediata de las personas candidatas a un tratamiento de implantes.

Dentro de estas técnicas pioneras, la cirugía guiada por ordenador permite realizar cirugías mínimamente invasivas y ofrecer las condiciones óptimas para que el paciente tenga un proceso de recuperación rápido y cómodo.

Hoy en día, es bien sabido que la tomografía axial computarizada (TAC) basada en imágenes en tres dimensiones permite una planificación del tratamiento más fiable que las técnicas convencionales. La transformación de las imágenes de la TAC en una imagen virtual en 3D se logra utilizando la tecnología asistida por ordenador que ofrece Navident.

La técnica se ha ido desarrollando y perfeccionando en los últimos años hasta posicionarse como una de las mejores soluciones de navegación quirúrgica que hay en la actualidad. Incluso, hay informes científicos publicados sobre la exactitud, las complicaciones, la supervivencia y el éxito que ofrece este sistema de navegación en tiempo real.

Por esta razón, la cirugía guiada se erige como la alternativa más puntera y que, además, facilita al cirujano odontólogo muchas más ventajas en comparación con las técnicas convencionales. Si quieres profundizar sobre este aspecto lee más aquí: (enlace: ‘La tecnología 3D revoluciona los implantes dentales’)

El objetivo de este artículo es describir dos casos clínicos en los que se utilizó la técnica de cirugía guiada para colocar implantes.

claronav-naviden-cirugia-guiada-implantes-01

 

Presentación de los casos

El primer caso corresponde a una paciente, mujer, de 59 años que se dirige a una consulta de una clínica dental para sustituir dos premolares ubicados en la posición 15 y 24 del maxilar superior.

La paciente se encontraba en buen estado general y pertenecía al grupo de no fumadores. En la exploración inicial se revelaron numerosos empastes y algunas coronas de metal-porcelana. Los dientes 15 y 24 tuvieron que ser extraídos previamente debido a su proceso cariogénico. La revisión periodontal no mostró signos de ningún tipo de patología. El tratamiento efectuado a esta paciente implicó haberle de colocar 2 implantes óseo-integrados en las regiones del maxilar edéntulo.

El segundo paciente era un varón de 55 años que visitó una consulta para restaurar un incisivo lateral recientemente extraído. También pertenecía al grupo de no fumadores, se encontraba en buen estado de salud y no padecía ninguna enfermedad sistémica. El examen oral mostró varias coronas en el maxilar y un fragmento de raíz residual en la posición número 15. El paciente sufría de destrucción periodontal moderada.

Para ambos pacientes, se tomaron, antes de colocar el implante, impresiones de la arcada dental mediante un hidrocoloide irreversible (una substancia parecida a la gelatina, idónea para hacer impresiones que reproducen de manera exacta la forma del diente) para fabricar un modelo de estudio.

navident

De acuerdo con el procedimiento indicado en el protocolo de exploración de Navident, se realizó una exploración mediante la tecnología virtual en 3-D, usando el sistema de software de Navident.

El médico que colocó los implantes virtuales en el modelo de 3 dimensiones también llevó a cabo las cirugías reales. Las ubicaciones potenciales para la colocación del implante y sus longitudes y anchuras correspondientes se planificaron de manera protésicamente impulsada. Es decir, se aplicó una distancia de al menos 3 mm desde el cuello del implante hasta el cenit gingival, lo que permitió tener una anchura biológica suficiente para crear un contorno de tejido conectivo alrededor de los pilares.

La cirugía se realizó con anestesia local-regional y con condiciones asépticas y estériles adecuadas para prevenir las infecciones postoperatorias. Durante la operación, se colocó el NaviStent (un fabricado con un material moldeable llamado Naviplast, que toma forma en la boca de los pacientes) sobre los dientes restantes. El NaviStent fue fijado principalmente alrededor de los rebajes de los dientes.

Las osteotomías se prepararon a un máximo de 1.500 rpm (velocidad) usando el sistema de navegación de Navident para guiar el procedimiento de perforación en tiempo real mediante las indicaciones de la ruta de perforación marcadas en la pantalla del ordenador. Las perforaciones de los tejidos gingivales se realizaron antes de la preparación de los sitios de implante.

En el primer caso, se colocaron 2 implantes. La posición número 15 se insertó dentro de una longitud de 10 mm y una anchura de 4 mm, mientras que la posición 24 tenía una longitud de 13 mm y un diámetro amplio de implante de 3,5 mm.

En el segundo paciente, se insertó un único implante en la posición 22 con una longitud de 10 mm y un diámetro de 3,5 mm. Todos los implantes de estos dos casos de estudio se colocaron en el maxilar superior, con un máximo de inserción de 35 Ncm.

Los aparatos de implante también se prepararon para que pudieran usarse con el sistema de navegación. De este modo, se pudo hacer un seguimiento de la posición exacta donde tenían que colocarse los implantes. Esto significa que tanto en la fase de preparación de la perforación del implante como en la del proceso de colocación del mismo, se realizó un seguimiento en tiempo real.

La profundidad de la perforación y su colocación fueron guiados por Navident utilizando la representación en 3D de la pantalla y señales auditivas para facilitar el trabajo al profesional.

Durante el postoperatorio, los pacientes recibieron una prescripción de antibióticos (amoxicilina 1000 mg, 2 veces / día, 4 días), de medicamentos antiinflamatorios (ibuprofeno 600 mg, 3 veces / d) y para un enjuague bucal (clorhexidina 0,12%, 2x / re). Después de 1 semana, se programó una visita postoperatoria sin que hubiera signos de infección o inflamación y el proceso de curación continuó sin ningún tipo de complicación.

Después de semanas de seguimiento del postoperatorio, los pacientes informaron de que no habían tenido dolores o inflamaciones asociada al tratamiento de implantes.

Los resultados de estos dos casos, junto a otros casos de seguimiento de postoperatorios, se presentaron como parte de un estudio cualitativo que se realizó en colaboración con la Universidad de Gante. De esta manera, el potencial de precisión del sistema mínimamente invasivo de navegación dinámica de Navident con respecto a otras cirugías de implantes quedó avalado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies