Aplicaciones del láser Pluser (Doctor Smile): Dermatología

El láser de erbio Pluser, de la prestigiosa marca Doctor Smile, no solo permite llevar a cabo intervenciones odontológicas de forma eficiente, sino que también es una herramienta perfecta para aplicaciones del campo dermatológico.

Solo con el láser Pluser es posible transformar una clínica odontológica en un centro clínico polifuncional. A continuación te descubrimos tres áreas del campo de la dermatología en las que este láser permite una intervención rápida, indolora y eficaz.

Dermocirugía

La pieza de mano Boost del láser Pluser permite realizar intervenciones de dermocirugía con resultados excelentes, gracias a su facilidad de manejo, su precisión de corte y mayor tolerabilidad con el auxilio de aire y agua.

Es ideal para pequeñas lesiones cutáneas como verrugas seborreicas, quistes, fibromas, xantelasmas, nevus, etc.

Estética

En el caso de las intervenciones de dermoestética, el láser permite tratar lesiones tan comunes como el acné, cicatrices, melasma y lentigo senil.

El impulso SMOOTH del láser permite modular el efecto coagulante o ablativo del láser, haciendo que la eliminación superficial sea más efectiva, estimule el colágeno de la dermis y no resulte invasiva.

Rejuvenecimiento

Con la amplitud del spot y el impulso SMOOTH, la pieza de mano full field puede realizar tratamientos de rejuvenecimiento no ablativo de la piel mediante estimulación y contracción del colágeno para conseguir un efecto de tonificación de la piel.

El escáner fraccionado reparte el impulso láser en muchos spots, permitiendo realizar una ablación con profundidad de la epidermis, para un tratamiento de resurfacing eficaz pero con tiempos de recuperación mucho más cortos respeto a otras técnicas, como el láser CO2 o el peeling químico.

El láser Pluser de Doctor Smile actúa sin dañar los tejidos circunstantes, evitando fenómenos de craterización en la piel. Para la aplicación del impulso fraccionado en pequeñas superficies, en particular en el área periocular, está disponible la pieza de mano fraccionada.

La recuperación post-tratamiento se reduce de forma drástica y se puede volver a las actividades cuotidianas de forma casi inmediata. Para conseguir un resultado óptimo serán necesarias unas 4-6 sesiones, según el tipo de alteración estética a tratar.

Normalmente, con el láser Pluser no se necesita anestesia, excepto en los casos que el paciente demuestre una fuerte hipersensibilidad al tratamiento.

En cambio, en el resufracing ablativo tradicional con otros láseres, se evapora completamente el área de tratamiento, así que es necesario sedar el paciente para que el tratamiento resulte soportable y se logre el resultado deseado en una única sesión. La recuperación post-tratamiento, además, es muy larga y requiere varios meses antes de volver a las actividades normales.

Si quieres más información sobre el láser Pluser o incluso una demostración, contacta con nosotros. ¡Equipa tu clínica con los mejores aparatos del mercado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies