Cirugía guiada, el modelo de alta precisión en implantes dentales

El sistema guiado por ordenador es la técnica más precisa que existe en la actualidad a la hora de colocar implantes dentales y utiliza un tipo de cirugía mínimamente invasiva. Para ello, es necesario planificar cada caso y tener en cuenta todas las variables que intervienen en cada una de las fases.

La cirugía guiada se planifica con imágenes tridimensionales de la boca del paciente. Estas imágenes son tomadas a través de una tomografía axial computadorizada (TAC) y analizadas en un ordenador. Posteriormente se fabrica una plantilla para ayudar a colocar los implantes dentales sin necesidad de abrir la encía.

Esta técnica permite saber la posición exacta en la que se debe colocar el implante dental de acuerdo al hueso disponible del paciente. Una vez que el profesional sabe donde tiene que situar el implante se fabrica una férula quirúrgica que le hace de guía en su colocación.

Este sistema de navegación es de alta precisión y permite, de esta manera, que la cirugía de implantes dentales sea más rápida, predecible y menos traumática.

Para ello es necesario comprender el proceso de planificación y entender en qué momentos es posible cometer errores y cómo esta técnica puede evitarlos.

claronav-naviden-cirugia-guiada-implantes-03

Planificación para una cirugía guiada de implantes dentales

La colocación quirúrgica precisa y predecible de los implantes dentales es uno de los factores más importantes que determinan el éxito o no de este tipo de tratamientos. Un número, tamaño y posición adecuados de los implantes, así como una buena unión al tejido óseo permite mantener el implante sin que surja ningún tipo de complicación.

Pero, a menudo, surge el problema de cómo utilizar la información sobre angulación y tamaño durante el tratamiento quirúrgico de implantes dentales.

El sistema de navegación dinámica por ordenador de Navident es por ahora la técnica probada que consigue una mejor exactitud en la colocación de implantes, minimizando el trauma quirúrgico.

El proceso de planificación de un caso de implantes utilizando la cirugía guiada desde que el paciente es atendido por primera vez hasta que se colocan los implantes se compone se los siguientes pasos:

  1. Realización de una Tomografia Axial Computerizada (TAC)
  2. Planificación del tratamiento sobre la imagen tridimensional en el ordenador,
  3. Toma del modelo de la boca del paciente,
  4. Confección de una férula o guía para localizar los orificios por donde deben pasar las fresas y los implantes
  5. La intervención.

navident-scan

La TAC es, de entre las diferentes exploraciones radiológicas a los maxilares que se pueden utilizar en implantes, la técnica que proporciona la mejor información. Otorga una visión tridimensional de los maxilares con la menor distorsión, proporciona información sobre la calidad ósea del paciente y permite valorar su densidad con el mínimo daño. La TAC, como su nombre indica, pues, es una exploración que realiza cortes axiales del modelo virtual para obtener una serie de cortes de un grosor, y evitar distorsión en las mediciones, sobre todo en espacios limitados y próximos a puntos sensibles.

La TAC también es el mejor método para planificar la posición en sitios próximos al nervio alveolar (cualquier error puede tener graves consecuencias) y es una técnica no invasiva para determinar parámetros que reflejen la longitud o densidad ósea previa a la colocación del implante.

Así pues, para hacer una correcta planificación necesitamos un material que represente la posición correcta de la futura prótesis. La imagen tridimensional de la TAC hace esto: valora la posición, la angulación y el tamaño del implante.

Una vez que se ha obtenido la información de la tomografía de los maxilares en la posición idónea del implante, se da forma a la férula en 3D para poder transformarla en la férula quirúrgica útil durante la intervención.

La férula quirúrgica debe reproducir la forma exacta del futuro diente, tal y cómo será en la prótesis real, para que se pueda ubicar el implante dental en la dirección correcta.

Esta guía quirúrgica permite la inserción de los implantes de una forma mínimamente invasiva, sin necesidad de realizar colgajo lo que simplifica el tratamiento y beneficia al paciente, evitándole molestias dolorosas. De esta forma, el profesional dispone de una férula rígida de resina que se coloca en el maxilar o en la mandíbula y que ya contiene las diferentes perforaciones para colocar los implantes.

Con respecto al grado de exactitud o precisión (en relación a la imagen tridimensional previa y la posición quirúrgica conseguida de los implantes) está demostrado que, la inserción quirúrgica de implantes por cirugía guiada es más precisa que la inserción manual. El margen de error se sitúa en pequeñas desviaciones de 1 mm.  Para ser más exactos, la desviación media se ha calculado alrededor de 1,2 mm respecto al 3,71 mm de la cirugía manual.

Por esta razón, hoy en día, el sistema de navegación dinámico por ordenador se considera mejor método de colocación de implantes que el uso de técnicas convencionales o manuales porque está menos influenciado por los errores humanos. Esto hace que la cirugía guiada tenga mayor seguridad para el paciente.

El sistema de Navident aumenta la eficiencia, ya que todo está planificado al milímetro con las últimas tecnologías  y aumenta la precisión en la fabricación de las prótesis, (no hay necesidad de tomar impresiones adicionales y se puede fabricar y colocar prótesis estéticas en el mismo día de la cirugía).

ids-navident

Gracias a la planificación previa y a la gran exactitud de los TAC actuales y los programas de simulación, podemos tener localizadas las zonas de los implantes y evitar errores causados por tocar estructuras anatómicas importantes como el seno maxilar o el nervio dentario inferior, con lo cual el riesgo de dañarlos es mínimo.

Además, podemos optimizar el hueso disponible, evitando, así, la posibilidad de recurrir al uso de injertos o técnicas más complejas. De este modo, pasamos de intervenir de forma artesanal, a pulso, a llevar a cabo un proceso de alta exactitud, del que ya conocemos el resultado antes de llevarlo a la práctica.

De este modo, el sistema de navegación guiado de Navident permite un control del posicionamiento, la angulación y profundidad con una precisión de décimas de mm. Gracias a todos estos avances en el campo de la implantología se recupera una buena estética y salud dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies