Los beneficios de usar una centrifugadora de plasma en odontología

Regenerar tejidos periodontales de forma acelerada es uno de los objetivos de muchas terapias odontológicas. Por ejemplo, es muy útil en pacientes anticoagulados o carentes de hueso suficiente para albergar un implante dental.

Muchas investigaciones se han centrado en descubrir la mejor forma de favorecer el proceso regenerativo y desde hace relativamente poco se está apostando por el plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento. Es un tipo de técnica que también se usa en tratamientos estéticos y deportivos.

En este artículo te vamos a explicar mejor en qué consiste el uso del plasma rico en plaquetas, cuál sería el procedimiento adecuado y qué beneficios comporta al paciente y al odontólogo.

¿Qué es el plasma rico en plaquetas y para qué sirve?

El plasma rico en plaquetas es una concentración de plaquetas humanas en plasma que contiene elevados niveles de factores de crecimiento. Provienen de la misma sangre del paciente y favorecen los procesos de regeneración y cicatrización.

Se trata de una terapia con fundamentos naturales, ya que es parte del propio organismo, en lugar de ser un producto generado artificialmente.

El procedimiento a seguir para usar plasma en odontología

Pongamos de ejemplo una extracción dental. Justo antes de la cirugía, la enfermera extraería unos ml de sangre del paciente. Esta muestra de sangre se introduce en una centrifugadora como la Medifuge de Silfraden, que en poco tiempo consigue separar los hematíes del plasma.

Una vez realizada la extracción dental, el plasma rico en plaquetas se aplica en la herida, que rápidamente formará un coágulo que acelerará la cicatrización.

Beneficios de usar una centrifugadora de plasma en tu clínica dental

La gran ventaja de usar plasma rico en plaquetas en procedimientos odontológicos es que se acortan mucho los tiempos de recuperación de los pacientes. Eso favorece a los médicos, por ejemplo si tienen que realizar otra intervención en poco tiempo, y a los pacientes, que notan los resultados de forma más rápida y reducen consecuencias como dolores, inflamaciones o sangrado.

El hecho de ser plasma extraído del mismo paciente también tiene la ventaja de no haber riesgos de rechazo, de efectos secundarios o de alergias, como podría ocurrir con algún producto sintético.

Asimismo, se puede usar en muchas intervenciones, desde cirugías con implantes, hasta muelas del juicio complicadas o pacientes que han perdido mucho hueso por una periodontitis.

Contar con este servicio en tu clínica dental también resulta un hecho diferencial. Ofrecer técnicas como la regeneración por plasma rico en plaquetas representa un añadido de calidad, con el cual los pacientes se sentirán satisfechos e, incluso, tendrán un motivo más para recomendarte. ¡Recuerda que el boca a oreja es muy importante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies