Esterilización en clínicas dentales: Preguntas y respuestas

Esterilización clínicas dentales

La reutilización o reprocesamiento del instrumental odontológico requiere complejos procedimientos y protocolos de esterilización, que deben ser optimizados y actualizados con regularidad, adaptándose a los últimos avances de la ciencia y la tecnología. 

Esta constante evolución provoca ciertas dudas en los profesionales, que en este artículo vamos a recopilar y responder de forma concisa. Además, tras la pandemia de la COVID-19 se ha sumado un motivo más para extremar todas las precauciones, de manera que realizar correctamente la esterilización en la clínica dental será todavía más importante para prevenir cualquier problema de salud en pacientes y profesionales.

¿Cuál es el método más apropiado para esterilizar en una clínica dental?

El vapor saturado se considera actualmente el método más eficiente, seguro y ecológico, siempre y cuando el ciclo de esterilización sea el adecuado para cada tipo de instrumento. 

Una de las marcas más destacadas en fabricación de autoclaves es Mocom, que apuesta por la última tecnología en todos sus modelos. Por ejemplo, su modelo Supreme cuenta con un sistema de conectividad con wifi o ethernet, mediante el cual es posible controlar cuándo, cómo y quién ha realizado cada esterilización.

¿Qué normativa regula los esterilizadores?

La norma europea de referencia es la EN 13060, que regula desde los esterilizadores a vapor que se utilizan en centros de salud y clínicas dentales hasta los que usan los tatuadores y veterinarios. Esta normativa, publicada en junio de 2004, define cómo se deben construir técnicamente los esterilizadores y la clasificación de los tipos de carga o familias, así como las categorías de los ciclos B, S y N. 

¿Cómo elegir el autoclave ideal para una clínica dental?

En anteriores ocasiones ya hemos detallado todo lo que se debe tener en cuenta para elegir un autoclave. Principalmente, es importante tener claro que la EN 13060 recomienda los autoclave clase B como los más adecuados para clínicas dentales.

La capacidad, la duración del ciclo de esterilización, la garantía, el servicio técnico y los accesorios son algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta.

¿Cómo se sabe si un autoclave esteriliza correctamente?

Una forma de evidenciar que un autoclave clase B cumple sus funciones de esterilización correctamente es colocando un indicador biológico en él durante un ciclo. Se trata de un soporte, generalmente en forma de tubo, que contiene microorganismos vivos como el Bacillus Stearothermophilus o el Bacillus Subtilis. 

Si el proceso de esterilización del autoclave funciona correctamente, todos esos microorganismos desaparecerán tras finalizar el programa, mientras que si quedan algunos vivos, también los habrá en los utensilios y los materiales que se han puesto simultáneamente en el autoclave. 

¿Cómo se obtienen los microorganismos vivos de los indicadores biológicos?

Para usar indicadores biológicos con microorganismos vivos en su interior es necesario tener una incubadora en la clínica dental. Normalmente, la incubación dura unas 24 horas hasta que se pueden incluir los tubos en los autoclaves.

Sin embargo, la incubación en las incubadoras de MiniBio puede estar lista en 3 horas, 1 hora o 20 minutos gracias a sus procesos ultrarrápidos. Además, destacan por una lectura automática de los resultados, un sistema de alarma para detectar errores, calibración de temperatura y almacenamiento de las últimas 3 lecturas, facilitando así la trazabilidad de los indicadores biológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies