Recubrimiento pulpar directo e indirecto: Información clave

El recubrimiento pulpar es una intervención endodóntica que prevé lesiones irreversibles de la pulpa y mantiene su vitalidad cuando una infección o inflamación hace acto de presencia. Al recubrir la pulpa con el material adecuado, se consigue un aislamiento que favorece la formación de tejido calcificado y, si el resultado es positivo, se consiguen evitar procedimientos como una pulpectomía total.

En este artículo hablaremos sobre el recubrimiento pulpar directo e indirecto, los materiales que se usan, el procedimiento y qué aparatos son los más adecuados.

Tipos de recubrimiento pulpar

Existen dos tipos de recubrimiento pulpar:

  • Recubrimiento pulpar directo. Generalmente se realiza cuando la pulpa ha quedado expuesta por un traumatismo y existe una pulpitis reversible. Este tejido pulpar expuesto, en ausencia de un puente, puede sufrir degeneración, atrofia y encogimiento.
  • Recubrimiento pulpar indirecto. Se trata del procedimiento indicado en casos de caries profundas que no afectan a la pulpa, inflamaciones y pulpitis reversible o crónica, siempre que no se haya producido necrosis en el tejido.

Materiales del recubrimiento pulpar

Los materiales utilizados para realizar un recubrimiento pulpar directo o indirecto son:

  • Hidróxido de calcio. Desde 1920 es el material por excelencia para realizar un recubrimiento pulpar. Favorece la formación de dentina reparadora, es biocompatible, tiene propiedades antimicrobianas y protege la pulpa frente a estímulos térmicos y eléctricos.
  • Cemento de ionómero de vidrio. Desarrollado tendiendo como base los beneficios de los fluoruros y la baja alteración dimensional de los cementos de silicato.
  • Sistemas adhesivos. Su uso se limita a aquellas condiciones en las que su presencia no conlleve riesgos a la integridad pulpar.
  • Agregado de Trióxido Mineral. Inicialmente se comercializó en una versión gris y actualmente cuenta con una versión blanca. Es un material bioactivo que en contacto con la dentina forma compuestos de hidroxipatita en la interface del diente.

Aparatología recomendada para un recubrimiento pulpar

Para realizar un recubrimiento pulpar se debe llevar a cabo un preciso diagnóstico clínico de la condición pulpar, que incluirá un examen de palpación, percusión y test de sensibilidad que deberá ser complementado con una radiografía dental. En este caso, te recomendamos usar el dispositivo intraoral i-Sensor de Image Level, que permite obtener una imagen totalmente nítida, con un tiempo de exposición y una radiación que lo convierten en un aparato seguro y eficaz.

Para conocer más detalles sobre el i-Sensor consulta el catálogo de i-sensor-imagelevel.

En caso de que el recubrimiento pulpar falle, se tendrá que realizar una endodoncia. En este caso, el motor endodóntico inalámbrico TriAuto ZX2 es el mejor del mercado por seguridad, comodidad y eficacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies